©Antonio Sureda Milan

 

 Quitar colores  Imprimir comentario 

Caló de s'Estaca y

Port de Valldemossa.

(Valldemossa)

04 de abril del 2015

Galería de Fotografías

Calcula los usuarios online de tu web o blog

Índice de excursiones

   
 

Descargar Track

Ficha de la ruta

Dificultad según el método M.I.D.E  del itinerario: 

Inicio: Nos dirigimos hacia Valldemossa y tras cruzar el pueblo continuamos, dejamos a la derecha el desvío hacia Deià continuando recto y pronto llegaremos al siguiente desvío al Puerto de Valldemossa (sa Marina), el cual tomamos es la carretera PMV-131-1, continuamos por ella hasta aproximadamente el KM. 3.750, donde a la derecha veremos una barrera abierta que da acceso a un camino de tierra apto para vehículos, entramos con el coche en este camino y vamos por el hasta encontrar una explanada a la derecha donde caben varios vehículos.

Guía: Antonio Sureda

Equipo: La ropa que el día aconseje, botas de montaña.

Mapa: Alpina Tramuntana Central Versión del 2015

Mejor época: cualquiera

Distancia: 6,07 Km. - Subiendo 3,53 Km. - Bajando 2,33 Km.

Tiempo efectivo Subiendo: 1,14 h. - Bajando: 0,54 h. - Parado: 0,59 h. - En movimiento: 2,09 h.

Total acumulado: 3,08 h.

Altura máxima: 146 m.
Altura mínima: 1 m.

Desnivel Acumulado: 167  m.   Media en %: 4,73

Velocidad media: 1,94 Km./h.

Recomendaciones:

  • Haya o no fuentes en el recorrido, siempre recomiendo llevar agua propia (mejor bebida isotónica).

  • No lleveis perros.

  • No dejeis rastro de vuestro paso.

  • Recordar dejar todas las barreras que encontreis tal cual estén.

  • Respetar siempre la propiedad privada, en caso de encontrar algún propietario de las fincas que transitamos, seguir sus indicaciones.

Precauciones:

  • Abandonar o no empezar si las inclemencias son adversas, tener en cuenta que en montaña la meteorología puede cambiar radicalmente en pocos tiempo.

  • La mayor dificultad la encontraremos en el descenso por el atajo a la cala.

  • Avisar de la ruta que se va a recorrer antes de la salida a parientes o algún amigo.

  • Nunca ir solo.

Descripción de la excursión

Tomaremos el camino de tierra que va añ noresta, siguiendo la misma cota durante la mayor parte del trayecto, con preciosas vistas sobre esta parte de la costa norte,  pasaremos por diferentes posesiones para llegar finalmente a la posesión de estilo colonial que se hizo Archiduque: s'Estaca. Después el camino baja bruscamente para ir hasta el caló de s'Estaca o bien ir hasta la Foradada, esta ultima parte del camino también mandada a construir por el Archiduque era conocido como el Camí de la Mar, hoy ya prácticamente desaparecido en su totalidad, debido a los embates del mar.

Todo el mundo en Mallorca conoce s'Estaca como la casa que el actor estadounidense Michael Douglas tiene en la isla y que comparte con la que fue su esposa, Diandra. Los que saben que s'Estaca fue la posesión que el Archiduque Luis Salvador de Austria 'regalada' a su novia mallorquina, Catalina Homar, no son tantos. Y quienes identifican s'Estaca con una aldea de pescadores donde tenían el puerto base los mejores y más valientes pescadores de Mallorca, en palabras, una vez más, del Archiduque, son un grupo mucho más reducido.

S'Estaca es un pequeño lugar de la costa, que pertenece a Valldemossa, a medio camino entre sa Foradada y el Puerto de Valldemossa, constituido por una veintena de casetas que, originariamente, eran los habitáculos donde los pescadores valldemossins tenían su refugio durante sus duras jornadas de trabajo. Ahora ya no permanecen pescadores ni marineros, pero s'Estaca es, seguro, uno de los lugares más bellos, sugerentes y mágicos de toda la  Tramuntana.

El Archiduque nos describe, en su magna obra Die Balearen, s'Estaca  en la segunda mitad del siglo XIX, como una aldea de pescadores formada por 14 casetas, que él mismo había autorizado construir. También cuenta que se encargó de mejorar los accesos a la cala para facilitar el tránsito de personas, especialmente cuando iban cargadas con las cestas de pescado para llevar a vender.

En la actualidad, las pequeñas casitas de los pescadores se han convertido en refugio de fin de semana o de vacaciones de sus propietarios o usufructuarios, pero detrás de esta hermosa postal encontramos numerosas historias de personas, historias llenas de alegrías y tristezas, pero sobre todo de vivencias humanas.

En aquella época, los pescadores valldemossins se repartían entre los que tenían la barca en s'Estaca y los que la tenían a sa Marina, que es como llaman el Puerto de Valldemossa los habitantes de la zona.

La vida no era fácil y los pescadores se quedaban en s'Estaca toda la semana, hasta que el sábado a mediodía o por la tarde volvían a Valldemossa. Pasaban el domingo en la ciudad y la noche, o el lunes de madrugada, retornaban a s'Estaca cargados con la ropa para la semana y los víveres necesarios para su supervivencia.

Los meses de verano era la época de trabajo más intensa. Los pescadores dejaban s'Estaca y el Puerto de Valldemossa y se dirigían a las bahías de Pollença y de Alcúdia a pescar. Iban navegando a la vela latina o remando, cuando el viento no soplaba. Hacían grupos de cinco o seis llauds y habilitaban unas barracas en alguna cala para permanecer en ella. En palabras del Archiduque, allí 'llevaban una vida feliz y libre'. Nos falta la opinión directa de los pescadores. Cada cierto tiempo, un llaud se llevaba la pesca de toda la flota a vender en Alcúdia o Pollença. Otros, tomaban la ruta del oeste y se dirigían hacia Andratx, Peguera y Santa Ponça. El modo de pescar era la misma, y ​​el pescado que cogían llegaba hasta Palma en carro o en diligencia.

Así pasaba buena parte del verano, concretamente hasta mediados de agosto. La Virgen de Agosto, que se celebra día 15, es la patrona de sa Marina, y entonces todos los pescadores tenían una cita ineludible. Volvían a Valldemossa para pasar las fiestas y reencontrarse con la familia. Pasados ​​unos días, los pescadores se volvían a embarcar y continuaban su vida habitual. En algunos casos, según los resultados y la cantidad de pescado que sacaban, los que pescaban en la bahía de Alcúdia pasaban en Cala Rajada e iban bajando por la costa, alternando los días de pesca con los de navegación, hasta llegar al sur de Mallorca, desde donde pasaban el Cabo Blanco, atravesaban la bahía de Palma y llegaban a las costas de Poniente, pasaban el estrecho de Dragonera y volvían a la costa valldemossina.

Con los primeros temporales de septiembre, los pescadores quedaban en s'Estaca ya sa Marina, y los días de pesca se reducían a causa del mal tiempo. En invierno casi no pescaban. Cuando no podían salir a la mar, los pescadores se alquilaban en tierra y trabajaban en los viñedos de s'Estaca, donde se obtenía un vino excelente.

Una vez finalizada la ruta nos acercamos con el coche hasta el cercano y bonito Port de Valldemossa, donde nos avituallamos y finalizamos el recorrido de hoy.

 El Grupo lo formaron:

Maria, Tere, Ángel y Toni

A. Sureda

 Galería de Fotografías          Entrar a la galeria de fotografias          Índice de excursiones